México, 18 de diciembre 2016 (anonopshispano.com).-


 El cardenal Norberto Rivera, arzobispo primado de México, aseguró la mañana de este domingo que “no ha protegido a ningún pederasta”, pues desde hace 18 años hay “tolerancia cero” en la arquidiócesis. Sin embargo, él lleva 21 años en el puesto.




Entrevistado antes de la misa en la catedral metropolitana, y durante un evento con diversos medios a manera de desayuno informal para celebrar el fin de año, Rivera aseguró que no hay motivos para pensar que encubra a sacerdotes pederastas, y afirmó que, en lo que lleva al frente de la iglesia católica en México, al menos unos 15 sacerdotes han sido condenados por abuso sexual. “Esas sentencias no las tenemos que dar nosotros, afortunadamente”, dijo el prelado, originario de Durango, quien dijo que las acusaciones de que ha protegido a curas pederastas son totalmente infundadas, pues ha sido un impulsor de la justicia en estos casos, reportó “Milenio“.
De acuerdo con Rivera, cuando se tiene conocimiento de una de estas conductas, se integra la documentación y se envía a la congregación para la doctrina de la fe (antes Santa Inquisición) en Roma, y es finalmente el propio papa quien se encarga de tomar la decisión final en estos “casos tan dolorosos”, explicó.

El religioso dijo que ha ocurrido que la misma autoridad civil no ha hallado elementos de prueba suficientes para condenar a los sacerdotes, y en cambio, la autoridad religiosa sí lo ha hecho, porque la arquidiócesis tiene “normas claras” y “un camino muy claro qué seguir”, en el sentido de prevenir la pederastia y castigar a quienes cometen el abominable crimen, que destroza la vida de un inocente y destroza la vida de toda una familia, concluyó.
Norberto Rivera, nombrado en 1995, en sustitución del fallecido Ernesto Corripio Ahumada, es uno de los cardenales con más tiempo en el cargo, y fue nombrado por Juan Pablo II. Ha permanecido en el puesto a través de tres papados diferentes y fue el encargado de limpiar la imagen de la iglesia católica mexicana, tras el escándalo de Marcial Maciel. Sin embargo, ha recibido acusaciones de que protege a sacerdotes pederastas, con la finalidad de evitar que esos casos salgan a la luz.
En 1997, Rivera afirmó que Salvador Guerrero, el periodista que destapó el caso Maciel, había sido “pagado” para afectar la imagen de la iglesia.
-agencias

“Yo no he protegido a ningún pederasta”, asegura Norberto Rivera...

México, 18 de diciembre 2016 (anonopshispano.com).-


 El cardenal Norberto Rivera, arzobispo primado de México, aseguró la mañana de este domingo que “no ha protegido a ningún pederasta”, pues desde hace 18 años hay “tolerancia cero” en la arquidiócesis. Sin embargo, él lleva 21 años en el puesto.




Entrevistado antes de la misa en la catedral metropolitana, y durante un evento con diversos medios a manera de desayuno informal para celebrar el fin de año, Rivera aseguró que no hay motivos para pensar que encubra a sacerdotes pederastas, y afirmó que, en lo que lleva al frente de la iglesia católica en México, al menos unos 15 sacerdotes han sido condenados por abuso sexual. “Esas sentencias no las tenemos que dar nosotros, afortunadamente”, dijo el prelado, originario de Durango, quien dijo que las acusaciones de que ha protegido a curas pederastas son totalmente infundadas, pues ha sido un impulsor de la justicia en estos casos, reportó “Milenio“.
De acuerdo con Rivera, cuando se tiene conocimiento de una de estas conductas, se integra la documentación y se envía a la congregación para la doctrina de la fe (antes Santa Inquisición) en Roma, y es finalmente el propio papa quien se encarga de tomar la decisión final en estos “casos tan dolorosos”, explicó.

El religioso dijo que ha ocurrido que la misma autoridad civil no ha hallado elementos de prueba suficientes para condenar a los sacerdotes, y en cambio, la autoridad religiosa sí lo ha hecho, porque la arquidiócesis tiene “normas claras” y “un camino muy claro qué seguir”, en el sentido de prevenir la pederastia y castigar a quienes cometen el abominable crimen, que destroza la vida de un inocente y destroza la vida de toda una familia, concluyó.
Norberto Rivera, nombrado en 1995, en sustitución del fallecido Ernesto Corripio Ahumada, es uno de los cardenales con más tiempo en el cargo, y fue nombrado por Juan Pablo II. Ha permanecido en el puesto a través de tres papados diferentes y fue el encargado de limpiar la imagen de la iglesia católica mexicana, tras el escándalo de Marcial Maciel. Sin embargo, ha recibido acusaciones de que protege a sacerdotes pederastas, con la finalidad de evitar que esos casos salgan a la luz.
En 1997, Rivera afirmó que Salvador Guerrero, el periodista que destapó el caso Maciel, había sido “pagado” para afectar la imagen de la iglesia.
-agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario